lunes, 27 de abril de 2015

Las cosas claras y el chocolate espeso

Hay veces en las que los niños, por su inocencia, su falta de maldad y de ver las cosas de una forma muy simple, hacen que los adultos nos preocupemos de lo que han dicho, sobre todo si hay alguien delante, por si se van a ofender. Pero realmente es culpa nuestra, o más bien culpa del ambiente en que nos movemos.

Por ejemplo, Hugo, que es el que habla con coherencia (por decir algo), tiene un amigo café con leche. Es decir, madre española blanca nuclear, padre africano negro noche. Y tan negro noche que cuando lo ves de lejos, como no le da ninguna sombra, muchas veces yo no sé quién es hasta que está muy muy cerca, y eso que lo veo prácticamente cada día.
A lo que iba. En unos carnavales:

Hugo - M, de qué te vas a disfrazar?
M - De Spiderman
Hugo - No, no puede ser
M - Por qué?
Hugo - Porque Spiderman no es negro. Tú te tienes que disfrazar de caca o de rey mago

Toma ya, menuda conversación... Lo llega a escuchar algún zumbado y al niño nos lo envían al psicólogo y a nosotros nos retiran la custodia. Pero él lo dijo con toda la normalidad del mundo.
Es más, en otra conversación con el mismo niño:

M - Yo no quiero ser negro!
Hugo - Por qué?
M - Porque no se me ven los tatuajes!

Los de la bolsa de cheetos, por supuesto.

Otro ejemplo es un tuit que colgué hace unos días:
Porque a ver, en casa se habla de todo, y no sólo se ve el Boing o el Clan. Hay que hablar las cosas con naturalidad. Usamos tantos eufemismos y hablamos dando vueltas a las cosas que los niños no se enteran.

Hugo hace un tiempo tenía curiosidad, imagino, por saber de dónde venían los niños. Se lo preguntó a su madre, y bueno, la respuesta exacta no la recuerdo, pero vino a ser: cuando una mamá y un papá se quieren mucho, ponen una semillita y con un poco de suerte, al cabo de un tiempo la barriga de mamá se hace grande hasta que sale el niño.
Bien, una respuesta que creo que muchos habrían dado. Pero claro, yo soy bastante más simple (y bruto). También me preguntó a mi y mi respuesta fue: Hugo, no hace falta que sean un papá ni una mamá, no hace falta que se quieran mucho, hay que introducir el pene en la vagina, se mueven y con suerte, o mala suerte, al cabo de unos meses sí puede nacer un niño.
Respuesta: ah!

No digo que las cosas haya que hacerlas como lo hago yo. Ni mucho menos. Tú las haces como tú veas, el otro las hace como el otro vea y así. Pero bueno, que tampoco hay que tratarlos como tontos, que no lo son, de verdad. Lo somos más nosotros pensando eso, que ellos.

jueves, 23 de abril de 2015

Diada de Sant Jordi 2015

De todos los "Días de" que existen, uno de los que más me gustan es el de hoy, 23 de abril, día de Sant Jordi, día del libro y la rosa, jueves 23 de abril de 2015, etc. Mientras no lo llames juernes, me conformo.

Y es que tengo bastantes buenos recuerdos. Tanto en el colegio como en casa. Supongo que el tener buenos recuerdos en la infancia hace que cuando seas mayor estos afloren en ti, y los quieras transmitir a tus hijos. El ir a las paradas que ponen en el centro del pueblo, ir mirando libros, el ambiente, y cuando ya has trasteado, comprar un libro, tu tesoro, y llevártelo para casa para poder leer tranquilamente y tener TU MOMENTO, es algo que hay que vivir.

Libros como Danko, el caballo que conocía las estrellas, cualquiera de los de El pequeño Nicolás, Viatge al país dels lacets, Lumbánico, el planeta cúbico, etc.. Ufff, que se me saltan las lagrimillas...
Aún los tengo. En casa de mi madre, pero aún los tengo. Esperando a que los dos monstruitos crezcan un poco más y pasárselos. Al igual que con los juguetes, con los libros. Que los disfruten. Que los vivan. Y si por cualquier motivo no disfrutan con la lectura, que también puede ser, tampoco hay que obligarlos. Hay a quien no nos gusta el fútbol y no pasa absolutamente nada. Tenemos otras aficiones e inquietudes y no nos va nada mal la vida.

Si todo va bien, que espero que sí, nuestro plan hoy es bajar al centro, pasear, trastear, mirar, preguntar, y ya al final comprar. Hugo ha pedido un libro de Sant Jordi, y Eric no pide nada, pero bueno, supongo que será uno con una tapa llamativa. Yo ya tengo el mío, y mi pareja, bueno, aún tiene el de su cumpleaños así que con una rosa y un helado estará muy contenta. 
Antes de eso, claro, ir a ver a Hugo a una pequeña representación / poema que hacen. Eric hoy no dormirá la siesta. Pobrecillo, se tiene que adaptar a todo.

Y como es un día especial, un par de cosas.
Os dejo un enlace, en el que se han recopilado una serie de webs de las que se puede descargar libros de forma gratuita y legal. Especialmente interesante me parece el de Cuentos infantiles con temática lésbica y gay. Me parece muy bien que haya estas iniciativas para explicar con total naturalidad estos temas, ya que ahora es más habitual que cuando nosotros éramos pequeños. O por lo menos, más visible. Y nótese que digo HABITUAL, no normal, ya que NORMAL me parece cualquier opción sexual que se tome de forma consentida sin hacer daño a nadie.

Y la otra cosa, no es una recomendación de libros, porque a mi me resulta imposible. Cada uno tiene sus gustos, un rango de edad diferente, un momento vital en que entra mejor un libro que otro, así que recomiendo un blog (además de éste, por supuesto). Y no porque considere que sea el mejor blog del mundo, que eso es algo muy subjetivo, sino porque tiene una sección en concreto donde recomienda libros, y mira, si además de recetas, experiencias, pensamientos, vivencias, te encuentras una sección específica de libros, pues me parece estupendo para este día. El blog en cuestión es el de Bea-mamadedos (los viernes ahora es de una de sus hijas), y la sección Contagiando libros.

Ala, hasta otro día y que lo disfrutéis!

miércoles, 22 de abril de 2015

Monsterconsejos - parte 2 -

Hace ya un tiempo publiqué una entrada sobre unos cuantos consejos para padres.
Quien dice un tiempo, dice un año... Está claro que no me voy a ganar la vida con el blog. Pero bueno, es lo que tiene trabajar y tener claras tus prioridades, además de otras aficiones. Y bien, así ya me va bien, ya que puedo escribir lo que quiero cuando me apetezca y sin casarme con nadie, que luego me acusarían de poligamia.

Así que más consejos:

Cuidado con la tele
Fue un error que cometí una vez, y nunca más. Me confié. Sí. No tuve en cuenta la evolución de la tecnología. En casa de mis padres yo estaba acostumbrado a apagar la tele, y que a la hora de encenderla, la primera cadena que se viera fuera La1. Luego ya cambiabas a otra cosa. Pero siempre, estuvieras viendo cualquier cosa, cuando la volvías a encender, La1 era la primera. Supongo que de ahí el liderazgo de esta cadena durante años, además de porque no había mucho más donde elegir.
Ahora resulta que no, que las teles tienen memoria! Y se encienden en la cadena que la has apagado. Así que si tus hijos por la mañana mientras desayunan ven la tele, y luego ya no la ven más hasta la noche o el día siguiente, porque quieres que jueguen y no se apalanquen ahí, recuerda de cambiar de canal cuando te vayas. Porque si enciendes la tele y están los dibujos puestos, podría haber un mini-conflicto. Y eso es algo a evitar a toda costa. Siempre. No hay que dar esa posibilidad. Los pollos vienen solos, no los alimentemos.

Calcetines
Esto es algo que caí el otro día mientras tendía y descubrí que me da una gran tranquilidad. Sí, tender me da tiempo para tener mucha vida interior. Si tienes dos hijos del mismo sexo y que se llevan poco (si son niño-niña, puedes trampear con los colores), acordarte de quién es cada par de calcetines te da para convalidar una carrera universitaria.
Pero... hay calcetines que llevan el rango de pie abajo. Nosotros ahora tenemos del 23-26 y del 27-30. Anda que no me ha salvado eso. Esos momentos de duda no pueden aparecer, porque luego te esperan los cacharros para fregar.

Ironía
Háblales a tus hijos con ironía cuando sepas que lo van a entender.
Frases como: claro, como tú recoges todo siempre... o tú como lo haces todo tan bien... para ti que entiendes ese recurso lingüístico que te enseñaron en EGB, de acuerdo, pero los niños pequeños entienden lo que se les dice. Tal cual. Así que luego, la hoja de reclamaciones a otro.
Esto hazlo extensible también a los abuelos, que a veces son un poco bocachanclas. Entre otras cosas...

Ya está, 3 consejillos fáciles, rápidos, y que te pueden ayudar. Otro día más. Espero no tardar otro año.





viernes, 17 de abril de 2015

Dos hijos? Sí. Te doy más motivos para convencerte

El otro día daba motivos para tener un segundo hijo. Pero sé que alguno no estará convencido del todo, por lo que he decidido dar alguno más.
Antes de todo, decir que esto es para un segundo hijo. Sobre un tercero, cuarto o más, no puedo dar motivos, ya que al tener dos, y estar totalmente convencido que no quiero más, ni mi pareja tampoco, sería hablar sin saber, y como no soy colaborador de Sálvame, pues prefiero centrarme y opinar sobre lo que sé. Que tampoco sé mucho, también hay que decirlo, pero bueno, algo de experiencia tengo.

Queda mejor ser 4 en la familia. A ver... normalmente los conjuntos de comedor que tenemos todos en casa constan de mesa + 4 sillas. Si sólo tienes un hijo, qué haces con la silla restante? De perchero!? Para utilizar algo de perchero ya tienes la cinta de correr plegable que venden en el Teletienda! O por qué crees que siempre es plegable? Porque saben que lo vas a utilizar 2 semanas máximo y luego o lo usas de perchero o debajo de la cama!

Puedes repartir las tareas de la casa de forma más eficiente. Cuando son pequeños, a los niños les encantan los trapos y hacer de pinches de cocina. Cuando son más grandes, que los únicos trapos que les gustan son los que se pueden poner y llevan marquita, como dicen que se necesitan 21 días para crear un hábito, pues ya lo tienes hecho. Visión de futuro, que podríamos decir.

Alguno me dará como motivo para tener sólo un hijo el tema consola, que normalmente son para dos mandos... A ver, eso está ya superado con el juego on-line. Que sí, que hace años ibas a casa de uno que tenía dos mandos para jugar a la consola y era como ir a un babyshower, llorabas de emoción. Pero todo evoluciona, deja de vivir en el pasado que ya no tienes 15 años y existen más juegos aparte de la serpiente de Nokia.

Tienes más opciones para echar la culpa. Que te dejas unas bragas en medio: ha sido el niño 1. Que llegas tarde: el niño 2 se ha entretenido justo cuando salíamos. Que no te da la gana comprar algo que te han puesto en la lista: el niño 1 se peleaba con el niño 2 y nos hemos ido sin comprar aquello.

Reducción de jornada. Ahora es hasta los 12 años que puedes coger una reducción. Si tienes 2 hijos, la puedes alargar un poco más. Y si te lo puedes permitir, mejor trabajar 5 horas que 8, no? Menos es más. Bueno, quizá alguien no esté de acuerdo con esta última afirmación, cuando hablamos de sexo.

Para padres solteros/divorciados, bueno, y casados también. Cuando vas a las tiendas tipo Bershka, Stradivarius acompañando a tu pareja, las dependientas te hablan más. Y oye, que aunque te miren con cara de pena por estar lidiando con dos bichos mientras tu pareja se recorre toda la tienda, que te hable una chica que está medio decente, y no para preguntarte si quieres que te envase la pechuga de pavo o no, pues te alegra el día.

Cuando seas mayor con un montón de achaques, tendrás dos posibilidades para ir a casa de tus hijos a que te cuiden, o que repartan la cuota de la residencia entre 2, que son muy caras. O si no tienes que ir, al menos que te escuchen y vean la cantidad de pastillas que te tienes que tomar cada día. Lo recuerdo de mi abuelo, que cuando iba a su casa, tenía más pastillas que comida, el pobre.

Hay gente a quien le gusta presumir de hijos o enseñar fotos. Está clara la ventaja, no? Más fotos para enseñar! El único inconveniente es que o te compras un móvil con más almacenamiento o una tarjeta SD directamente. Pero es un precio muy bajo comparado con la cara de felicidad de las personas a quienes les enseñas las fotos de tus churumbeles. Sobre todo la de tus compañeros de trabajo...


Si no te he convencido ya, hazlo. No estarás convencido pero hazlo. Ten un segundo. A mi tampoco me convencían los bolis Bic, así tan simples, pero son los que más duran y los que mejor me van.


miércoles, 15 de abril de 2015

Tener o no un segundo hijo. Esa SÍ es la cuestión

Llega un momento en toda relación en que surge la eterna pregunta: tendremos hijos? Y cuando tienes ya uno, sueles plantearte ir a por el segundo. Pero a veces hay un problema. Tienes un niño, pasa el tiempo, y uno quiere tener otro, pero el otro miembro de la pareja tiene claro que así ya esta bien.

Qué haces entonces? Quién gana/pierde? Porque hay alguien que se va a fastidiar, eso está claro, y vivir con ello para el resto de su vida.

Lo mires por donde lo mires, es un marrón!

Yo soy hijo único y mi pareja son tres hermanas, así que si haces la media son 2! Qué casualidad, no? Ambos eramos partidarios de tener dos hijos, y así ha sido. Qué buenos somos!

Y viendo lo que tenemos en casa, no nos hemos equivocado. Todos tenemos argumentos a favor y en contra. Yo voy a exponer mis reflexiones.

Por tema económico, te dicen que donde comen dos comen tres, o que donde comen tres, comen cuatro. A ver, eso es así si la olla es mas grande y pones más comida. Se nota, nosotros lo hemos notado. También es cierto que es una buena forma de comer lo que realmente necesitas, y dejas de bajar al aquí a por palomitas de colores, coca-cola y donettes.
Así que por eso no te preocupes, no vais a pasar hambre.
Y luego los otros gastos derivados: pañales, colegios, ropa, etc., qué quieres que te diga, todos tenemos gastos superfluos que si los analizas te das cuenta que podrías tener familia numerosa. Y si tienes en cuenta los gastos y luego ya tiras con lo que te queda, al final, normalmente te acabas adaptando.

A nadie le suena esta frase?: pues ya veras cuando tengas dos! Pues... yo voy más tranquilo ahora que cuando sólo había uno. Es decir, hay más faena, eso es cierto, pero te lo tomas de otra forma, con más calma. Quizá sea la experiencia, quizá sea que sabes que tienes que adaptar tu tiempo.
Además, ayuda mucho el hermano mayor. Y no digo que haga él de padre, pero sí de apoyo para jugar. El hermano pequeño admira al mayor, y cualquier cosa que le haga le hará gracia. Ellos se montan sus historias, y tú puedes jugar con ellos, o puedes aprovechar para ir haciendo cosas de casa.

Logística colegios. Si uno va al colegio y otro a la guardería, y encima están alejados, es un caos. Pero... siempre hay un pero. Esto no es eternamente! Además, que así te mantienes en forma yendo de una lado para otro.

Un confidente. Tú ya tienes un hijo. Y si tienes otro, habrá un hermano. Para mi esto era muy importante. Ofrecerle a Hugo la posibilidad de tener un confidente, un compañero. Alguien con quien jugar, con quien compartir inquietudes, con quien ponernos verdes a su padre y a su madre cuando tengan que hacerlo.
Soy muy partidario de esto. Sólo hay un caso en que no lo recomiendo. Y es si los padres se llevan mal, si hay gritos constantes en casa, ludopatía, malos tratos. Esto no. Mejor ser hijo único. Tú lo pasas mal y no tienes a nadie a quien acudir, pero a la vez evitas el sufrimiento a otra persona. Es jodido.

Si no tienes un segundo, pero el otro quiere, el que se queda sin, se va a joder. Pero opino que él que se sale con la suya tampoco gana, ya que tienes una persona a tu lado que no es feliz por una razón importante. En cambio, si tienes otro, el que lo quería, fenomenal, y el que no lo quería... es su hijo. Lo va a acabar queriendo SÍ o SÍ.
Además, si eres feliz con uno, con dos: el doble de feliz!

Así que... no intento convences a nadie (o sí), pero aunque es una decisión difícil, y seguramente prefieras hacer puenting, anímate, no te arrepentirás. Los niños no tienen garantía como la tele, pero te lo garantizo yo: Sí, sin duda es una de las mejores decisiones tomadas en mi vida.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...